TALLERES

3. LA INVENCIÓN DE AMÉRICA. 06/2020

(Institut d’Humanitats de Barcelona. Los lunes 15, 22, 29 de junio, 6 de julio)

En 1965 un grupo de arquitectos, artistas y escritores partieron de Punta Arenas, en la Patagonia chilena, hacia la localidad boliviana de Santa Cruz de la Sierra, en una travesía por el mar interior de América; un mar que concibieron como ese misterio que escapó de la codicia de los conquistadores y del que nació un texto llamado Amereida. Con él refundaron poéticamente aquella tierra, en un lenguaje distinto y muy vinculado al sentido de su marcha. Pensaban, como Edmundo O’Gorman, que América no fue descubierta, sino que nació de una invención con la cual Europa se autodescubría a sí misma. Este curso parte de dicha posibilidad, la de una América indisociable de la interpretación de quien la avista. A lo largo de cuatro sesiones buscaremos ampliar esta perspectiva, abriéndola a otras disciplinas y autores que ya crecieron en el continente y para quienes la identidad no es un concepto fijo, sino un proceso vinculado a nuestra aproximación al otro.

Fe de erratas: Partiendo de las crónicas de Indias, pensaremos en la escritura como modalidad de conquista, basándonos en la interpretación de O’Gorman y en los escritos más recientes de Ariella Azoulay, para quien la fotografía no se inventó en el siglo XIX sino en 1492, con el encuentro del “nuevo” y “viejo” mundo. A esto se suma su reivindicación de la errata como herramienta de análisis, idea que aquí queda muy justificada y no sólo porque Colón creyera haber llegado a la India. Tal y como veremos, América debe su nombre a una cadena de malentendidos y errores de impresión que prueban las pugnas e intereses por imponer un relato en favor de otro.

Con otras lentes: Si en Catatau Paulo Leminski sitúa a Descartes en el trópico, en Historia de Historias de Antonio Pigafetta Héctor Libertella reescribe los diarios de este famoso navegante, mientras que César Aira describe cómo un rayo alteró para siempre la percepción del paisajista alemán Johann Moritz-Rugendas. En este caso, tres ficciones posmodernas deconstruyen paródicamente la alteridad a partir de tres personajes reales y su relación con el continente.

Épica funesta: El holandés Bas Jan Ader se propuso revertir el sentido de la conquista viajando del “nuevo” al “viejo” mundo en un bote de dimensiones reducidas, empresa de la que no regresó con vida y que aquí nos sirve para enfocar el viaje desde una dimensión épica en relación a dos rodajes de película: Fitzcarraldo de Werner Herzog y Zama de Lucrecia Martel. En ambas se habla de la locura, aunque se dan visiones distintas del colonialismo: una heroica y otra decadente. Como cierre, revisaremos la película También la lluvia, de Icíar Bollaín, remake no anunciado de un film anterior de Jorge Sanjinés sobre el acto invasor de hacer cine.

Escrituras-puente: La autoría implica tener una voz, como bien saben Gloria Anzaldúa, Aurora Levins y Conceição Evaristo, para quienes escribir en primera persona fue hacerlo desde la perspectiva de sus ancestros. Su identidad se fraguó, además, en territorios muy singulares: el de una frontera, una reserva indígena y una favela; construcciones sociopolíticas cuya inercia cristalizó en una escritura mestiza al que el lector europeo deberá ajustar su oído.

2. DE LAS GRANDES EXPEDICIONES A LOS NO-LUGARES. 02/2020

(La Central. C/Mallorca. Los lunes 3, 10, 17, 24 de febrero,  18:30h a 20:30h) 

La alteridad ha sido y es uno de los grandes temas de la literatura, en la medida en que el YO siempre se definió en relación al OTRO. En este sentido, el viaje ha sido el contexto en el que muchos pensaron su identidad, ya fuese para afirmarla o ponerla en cuestión. Partiendo de una selección de obras muy personales, en las que lo autobiográfico se cruza con la crónica e incluso la ficción, el siguiente curso propone estudiar la emergencia y voz de distintos arquetipos y/o figuras narrativas: de los exploradores a los testigos de la barbarie, el turismo de masas y el sujeto nómada. En cada apartado se hará énfasis en el vínculo entre escritura y representación, favoreciendo un enfoque con referentes de la pintura, la fotografía y el cine. 

Un dandy en la Pampa:  Apuntes sobre la prosa de quienes viajaron por el “Nuevo Mundo” pensando en la escritura como modalidad de conquista, a partir del insólito caso de Lucio V. Mansilla y su expedición a los indios ranqueles.

Descartes en el trópico: Análisis de tres ficciones que han deconstruido paródicamente la alteridad, desde el punto de vista del pensador, el navegante y el pintor.

Hacia las ruinas: La interacción entre escritura y fotografía y la construcción de una poética de la decadencia con Annemarie Schwarzenbach. O cómo no recrearse en ésta y seguir escribiendo como sucede en Elogiemos ahora a hombres famosos de James Agee y Walker Evans.

Del Grand Tour al turismo de masas: El acceso a cualquier rincón ha cambiado el sentido de nuestros viajes. Fotógrafos como John Hinde o el cineasta Ulrich Seidl nos remiten a un mundo sin misterio y en el que desplazarse no implica necesariamente abrirse al otro ni aprender nada. Lo confirma David Foster Wallace a bordo de un crucero.

Escribir haciendo escala: En su Credo J.B Ballard definió un nuevo paisaje y Marc Augé le puso un nombre: los no-lugares. La prosa fragmentada de Olga Tokarczuk en Los errantes nos remite a un estado que para muchos ya es un modo de vida. Lo raro es quedarse en un sitio. Según Rosi Braidotti “hay que moverse”.

 
BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA

Una excursión a los indios ranqueles, Lucio Mansilla
Un episodio en la vida del pintor viajero, César Aira
Elogiemos ahora a hombres famosos, de James Agee y Walker Evans
El camino cruel, Ella Maillart
Algo supuestamente divertido que no volveré hacer, David Foster Wallace
Los errantes, Olga Tokarczuk 

1. LA ESCRITURA COMO SUPERVIVENCIA: MODOS DE AFRONTAR LO AUTOBIOGRÁFICO. 10/2019

(Curso cerrado. La Central del Raval.  18:30h a 20:30h) )

Ante la avalancha de publicaciones en primera persona, cada vez es más frecuente preguntarse cuánto hay de autobiográfico y ficticio en una obra. El objetivo de este taller no es despejar dicho interrogante sino abordarlo en su complejidad, desde las estrategias que emplearon una variedad de autores escribiendo en estados muy críticos, lo que les llevará a evocar un recuerdo que es anterior a uno/a mismo/a, confundirse con el objeto de estudio o trasladar al texto las cicatrices de un cuerpo. En todas estas lecturas se incidirá en la vulnerabilidad como condición de partida y posibilidad de escritura, admitiendo que quien escribe no es del todo dueño de lo que escribe sino que está reaccionando a unas determinadas circunstancias que afectan a su enunciado y su capacidad de controlarlo. De este modo el curso traza un arco de quienes se están yendo de este mundo a quienes mediante la escritura tratan de recuperar su conexión con él.                                             

Sujetos precarios
Presentación y breve repaso a algunos referentes teóricos sobre cuerpo, escritura, enfermedad e imagen: Paul de Man, Michel Foucault, Susan Sontag, Judith Butler.

Escrituras Terminales
Severo Sarduy & Dereck Jarman. El caso de Félix González-Torres (artista visual)
Locuras comparadas: Unica Zürn & Leonora Carrington.

(Re) aprendizajes
Fernand Deligny y lo arácnido. Notas de campo.
José Cardoso Pires & Agota Kristof y su batalla con el lenguaje.

La reconstrucción de los hechos 
La genealogía fantasma en Lina Meruane. 
El alumbramiento y ceguera como posibilidades de lectura en la escritora Nona Fernández (Chilean Electric) y el fotoperiodista Gilles Saussier (Le tableau de chasse). 
 
BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA:
Paul de Man, La autobiografía como desfiguración
Severo Sarduy, El Cristo en la rue Jacob y otros textos
Dereck Jarman, Croma
Unica Zürn, El hombre jazmín
Leonora Carrington, Memoria de abajo
Lina Meruane, Volverse palestina
Nona Fernández, Chilean Electric
José Cardoso Pires, De Profundis
Agota Kristof, La analfabeta
Fernand Deligny, Permitir, Trazar, Ver