Hola, soy escritora, periodista freelance y la menor de tres hermanos. Donde mejor me oriento es en las librerías y aunque me aburren las patentes me hubiera encantado inventar la bombilla. También equilibrios precarios como los de Fischli  & Weiss. O una disyuntiva.  Ya saben… ¡ornamento o delito! Siempre que puedo ejerzo mi derecho a voto, por aquellas que lucharon por conseguir el suyo, y fantaseo con escribir un montón de cartas citando a gente por su apellido, (como si eso importara). Entre quienes elegí entrevistar hay escritores, cineastas, una monja queer y un atracador de bancos.                                    

Antes, co-escribí una obra de teatro e hice un fanzine de 6 números llamado La línea sin fin. Desde entonces, he ido colaborando con comisarios y artistas, en exposiciones y catálogos. A veces publicando en prensa, reseñas y artículos (El País, CTXT) o crónicas como la de mi acreditada borrachera con Aki Kaurismäki. De la sección ¡Cavernícolas!, que escribí en Argentina para El Estado Mental, nació mi primer ensayo, Distraídos venceremos, que hoy forma parte del catálogo de Jekyll & Jill.